viernes, 19 de noviembre de 2010

¡Ehh! ¡Qué el burro no tiene cola!

   Un juego tradicional y muy sencillo. Consiste en poner en la pared el dibujo de un burro sin cola. Podemos hacer una cola con lana y le pondremos un poquito de velcro, colocando la otra banda adhesiva en el dibujo del burro. Un niño se sitúa frente al dibujo y le tapamos los ojos, le decimos "pon la cola al burro" y tiene que intentar ponerla. Casi nunca aciertan, pero se lo pasan pipa. Gana el que más se acerque al lugar correcto.

 - Aquí te dejamos una plantilla muy original que puedes utilizar:


- ¿Qué necesitamos?

Pinturas (vinilos)
Pegamento
Cartulina azul
Tela
Velcro
Pincel
Marcador
Tijeras
Algodón
Cordón rojo y amarillo


- ¿Cómo se hace?

1 Sobre la cartulina dibuja un burrito en el campo.
2 Pinta el paisaje y el burro con los vinilos.
3Corta y pega cordón amarillo para crear el sol y unos cuantos rayos.
4 Corta y pega cordón rojo para crear las riendas. Haz la crin del burrito pegando algunos trozos de tela negra.
5 Pega unos copitos de algodón en la nube.
6 Pega los cuadritos de velcro en diferentes partes del afiche, la idea es que los jugadores también se confundan de lugar al pegar la cola.
7 Haz la cola del burro con un trozo de tela, pega en ella la otra parte del velcro que se unirá con los cuadritos que pegaste en el afiche. Con las tijeras haz algunos cortes que simulen el pelo de la cola.






   Como en todos los juegos, el niño que gane puede recibir un pequeño premio.
¡PRUÉBALO Y A DISFRUTAR!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada